Guanajuato 224 Int 205, Col. Roma, Cuauhtémoc, CDMX
(55) 4774 9892
informes@ontasesoria.com.mx

Inclusión Laboral en México

Gestión de Nómina y Talento-humano

Inclusión Laboral en México

¿Qué es la inclusión laboral?

La inclusión laboral hace referencia a la integración de todas las personas en el ámbito laboral sin distinción tal como se establece en los artículos 1° y 123 de la Constitución política de los Estados Unidos Mexicano; 2° y 23 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y 3° de la Ley Federal del Trabajo (LFT)

Por tanto podemos describir la inclusión laboral como una condición que permite que las personas en condición de vulnerabilidad, sin importar su origen étnico, género, enfermedad, religión, orientación sexual, y otras circunstancias tengan derecho a u empleo digno y decente con una remuneración adecuada y bajo las condiciones laborales estipuladas en la ley, además de la adopción de las medidas necesarias para su inclusión propiciando la igualdad y respeto a sus derechos.

¿Qué importancia tiene la inclusión laboral en las empresas?

La  inclusión laboral es parte de la responsabilidad social de las empresas (RSE), permite ampliar la visión respecto al centro de trabajo, ambiente laboral y el impacto social, no solo ante los empleados, aspirantes y  sociedad en general, sino también ante socios, inversionistas, aliados, etc.

Ante la falta de inclusión se  deben implementar las medidas necesarias para fomentarla, por lo que deberán contemplarse las particularidades y necesidades de cada grupo para adecuar el lugar de trabajo, ya sea con rampas, señalamientos, adicionando espacios adecuados en los sanitarios, etc., así como la sensibilización y capacitación a empleados activos (es importante entender que todos contamos con distintas carencias tanto físicas como emocionales sin que ello limite nuestra capacidad y derecho para trabajar y ser productivos, aunque en algunos casos suele ser más difícil para algunas personas derivado de las barreras delimitadas por la sociedad)

Fomentar la inclusión total e interacción en los equipos de trabajo propicia un ambiente laboral diverso y contribuye al desarrollo potencial de las personas, mejorando la productividad e incrementando la rentabilidad de las empresas.

Como en cualquier caso la inclusión laboral implica la contratación de personal calificado para el puesto, esto se refiere a que no debemos discriminar por su origen, creencias, preferencias sin embargo, deberán cumplir con las habilidades, conocimientos y experiencia requeridas para desempeñar el trabajo de forma correcta. Del mismo modo se debe garantizar el pago justo por su labor, incluyendo las mismas prestaciones y derechos que el resto de los trabajadores.

¿Qué impacto social tiene la inclusión laboral?

Además de la reducción de la taza de desempleos y la mejora en la calidad de vida de las personas y sus familias, la inclusión laboral fomenta la inclusión fuera del ambiente laboral creando una consciencia social en las personas que pertenecen a este tipo de empresas y en sus familias. Esto resulta en una sociedad más abierta, paciente, tolerante, empática y agradeciada, una sociedad que conoce y respeta los derechos tanto de mayorías como minorías garantizando la paridad.

Ser una empresa inclusiva puede traerme beneficios

En la actualidad tanto los empresarios, dueños de negocio, equipos de recursos humanos y empleados con rangos medios y altos se encuentran más abiertos a la valoración del capital humano, permitiendo en algunos casos abrir paso a la inclusión laboral. En estos casos han notado beneficios tales como:

  • Mejor clima laboral
  • Menor rotación
  • Acceso a nuevos mercados
  • Mejor calidad en el servicio
  • Disminución de ausentismos
  • Cambios positivos en la mentalidad de la gente
  • Incentivos fiscales
  • Mayor participación de los empleados
  • Satisfacción de los empleados
  • Alta demanda de candidatos altamente calificados en las vacantes

En México aún falta mucho camino por recorrer para tener empresas completamente inclusivas y esto se debe en su mayoría a los prejuicios, desinformación o incluso al temor ante los gastos que implica adaptar las instalaciones de la empresa para facilitar la movilidad, sin embargo cada día hay más empresas inclusivas que aportan a la sociedad y mejoran la calidad de vida de muchas personas.